¿Cuáles son las etapas de la metodología Inbound?

1) Atraer

El objetivo en este punto inicial es conseguir visitas. En esta primera fase del inbound marketing buscamos que las personas lleguen a nuestros medios digitales (blog, social media, etc.) por encima de los de la competencia. Aumentaremos nuestro tráfico web a través del interés que generarán nuestros contenidos

2) Convertir

En esta etapa buscamos conseguir leads, es decir, que las visitas que hayas podido tener en tu web se acaben registrando. Debes buscar que te dejen sus datos para clasificar su importancia dentro de la base de datos. La forma de conseguirlo es creando contenidos de registro o descargables que realmente respondan a las preguntas, necesidades, preocupaciones o necesidades de tu buyer persona.

Para calificarlos es necesario hacer las preguntas idóneas en el formulario y que con las respuestas puedas interpretar si la persona es o no un cliente potencial para ti.

3) Vender

Cuando ya hay leads registrados en tu base de datos es el momento de cerrar la conversión a cliente: queremos que compren nuestro producto y/o servicio. Pero evitando ser agresivos y siempre aportando el valor que tus usuarios necesitan. Los contenidos vuelven a entrar en esta parte del proceso, solo que ahora en las ventas.

Deberás ofrecer información valiosa y relevante para el consumidor, para que te elijan a ti en vez de a otras ofertas que puedan tener en el mercado. 

4) Fidelizar

Y por último está la ansiada fidelización. Un cliente fiel es el mejor regalo que puede recibir una marca, porque tienes un 50% más de posibilidades de que te vuelvan a comprar, respecto a un usuario nuevo. Queremos que el cliente repita, que confíe y que nos prefiera por encima de la competencia. Si además se convierten en evangelizadores de tu marca, tendrás embajadores que traerán a nuevos clientes. Porque un comprador siempre valora más la opinión de otro comprador. Cerrando así el círculo de las etapas del inbound marketing.